Hacia la organización del futuro basada en el conocimiento

Antonio Hidalgo Nuchera, Fidel Castro Díaz-Balart

Resumen


En la actualidad, las empresas pueden realmente añadir valor a sus productos o servicios si son capaces de acumular conocimiento y aplicarlo de forma innovadora. Es decir, el conocimiento y su gestión constituyen la clave de la diferenciación de la empresa y, por tanto, de la obtención de un mejor posicionamiento en el mercado. Este aspecto adquiere su verdadera importancia si se tiene en consideración la emergencia de una nueva dimensión dentro del contexto que se está configurando a través del concepto de "Sociedad del Conocimiento” y materializado como la “Nueva Economía”. Este nuevo paradigma económico-cultural no afecta sólo a las empresas, sino también a las condiciones de trabajo y a los hábitos de vida y de ocio de las personas. Se analizan en este trabajo el conjunto de factores que deben ser incorporados en la organización para superar los retos a los que se enfrenta para ser competitiva en este nuevo escenario y que hacen referencia a la gestión del conocimiento, como activo estratégico diferenciador; la gestión del cambio, como estrategia competitiva a medio y largo plazo; la formación de los profesionales, como garantía de éxito a la hora de enfrentarse a los nuevos requisitos de cualificación y a los cambios culturales que están implícitos en estos procesos; y, por último, la estructura de la organización, como elemento que condiciona la flexibilidad, independencia, niveles de especialización y accesibilidad.

Palabras clave


Conocimiento; innovación; capital intelectual; gestión del cambio

Texto completo:

PDF


DOI: https://doi.org/10.37610/dyo.v0i27.179

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


Copyright (c)